Si te sirve ¡Dale +1!

10 cosas que no sabías sobre vídeos de 360 grados

Olvídate de las normas estándares de vídeo, cuando grabes en 360 grados la conveniencia quedará por encima de la calidad. Los vídeos 360 grados – ese formato de realidad virtual o VR que te deja enfocar la escena como desees, des de todas las direcciones, proporcionándote así una experiencia completamente interactiva – están haciendo furor. Pero para conseguir esas vistas panorámicas o circundantes, necesitarás una cámara especial (o un equipo de múltiples cámaras) y una gran dosis de paciencia.

Aprendimos los pros y los contras con la práctica al comparar tres dispositivos distintos: la 360 Freedom, de seis cámaras GoPro Hero4, una Kodak Pixpro SP360 4K Dual Pack Pro, de dos cámaras Kodak PixPro, y la Ricoh Theta S, una única cámara como solución todo-en-uno.

1. No todas las cámaras 360 grados son iguales

Si aún no has tenido tu primer encuentro con una cámara 360 grados, o has estado trabajando con ellas relativamente poco, el primer reto será distinguir entre las cámaras que valen la pena de utilizar. Como hemos explicado, se trata de un concepto relativamente, nuevo, con lo que aún no hay una definición exacta de lo que una cámara 360 grados “buena” significa.

Una rápida búsqueda de los distintos modelos de cámaras 360 grados te mostrará que puedes gastarte entre 200 euros a 60.000 euros (por la LG 360 Cam y la cámara Ozo de Nokia, respectivamente). Con el mercado de la cámara 360 grados en expansión, es normal que los precios varíen tanto entre modelos. Para ayudarte a escoger, estas son algunas de las mejores cámaras360 que puedes comprar ahora mismo:

Modelo Características Nota Precio
Samsung Gear 360

Samsung Gear 360

-Fotos de 8,2 Mpx y Vídeo a 4K
-WiFi, Bluetooth para conectarse al móvil
-Batería 1160 mAh (3 horas)
9/10 249,00 EURComprar AHORA
Ricoh Theta S

Ricoh Theta S

-Fotos 12 Mpx y Vídeo Full HD
-WiFi
-Autonomía para 260 fotos
8/10 335,80 EURComprar AHORA
MIXMART 360

Mixmart

-Fotos 16 Mpx y Vídeo a resolución 4k
-WiFi, sumergible para la piscina, lluvia o playa
-Batería 1100 mAh
8/10 72,32 EURComprar AHORA
Ricoh Theta SC

Ricoh Theta SC

-Fotos 12 Mpx y Vídeo 1080p
-WiFi
-Autonomía para 260 fotos
8/10 258,29 EURComprar AHORA
LG 360 cam

LG 360 Cam

-Fotos 13 Mpx y Vídeo 2k
-WiFi, Bluetooth
-Bateria 1200 mAh
8/10 184,20 EURComprar AHORA

También necesitas tener en cuenta el ángulo de visión. Incluso las cámaras que tienen un “360” en el nombre no producirán una toma en un ángulo completo de 360 grados.

La 360Fly y la Kodak Pixpro SP360 son dos ejemplos de cámaras que sólo tienen un ángulo de visión de 240 grados verticalmente. Para conseguir una imagen completamente esférica, puedes llenar la parte que las cámaras no pueden cubrir con gráficos, como en el caso de la 360Fly, o bien utilizar un par o más de cámaras, espalda por espalda, como en el caso de la Pixpro SP360.

Para producir una toma de 360 grados completamente con una GoPro, necesitarás seis de ellas, por lo menos, montadas en una plataforma o trípode fabricado por terceros, o bien esperar a que la Omni de GoPro esté a tu disposición. La Omni es una solución completamente integrada que incorpora seis cámaras en una misma estructura y las sincroniza automáticamente.

La simple explicación para la increíble diferencia en el precio es la calidad: cuánto más baratas sean las cámaras, más baja será la resolución. Pero hay mucho más que eso. Sólo las cámaras del extremo elevado de la gama de precios, como la Ozo, son capaces de grabar en vídeo estereoscópico para el VR o realidad virtual.

2. Los dos tipos de vídeos 360 grados

El vídeo monoscópico es el tipo más común de imagen en 360 encontrado en el Street View de Google, o en reproductores de vídeos o imágenes 360 grados como Youtube 360 y Facebook. Se trata de representaciones planas de las imágenes 360, las cuales pueden ser visualizadas con cualquier pantalla o equipo de reproducción de imágenes en realidad virtual: puedes mover el enfoque de la cámara, pero no aporta ninguna percepción de profundidad.

El vídeo estereoscópico lleva el elemento de realidad virtual al siguiente nivel creando un procesamiento de una toma 360 grados aportando unas imágenes que son ligeramente distintas en enfoque para cada ojo, como el que te proporcionan los equipos reproductores como el Oculus Rift. Ese tipo de contenido envolvente acostumbra a ser grabado con dos lentes (una por cada campo de visión) y puede ser visualizado en 360 grados con un equipo de reproducción de VR o realidad virtual.

3. Los distintos grados de dificultad

Con el fin de darte una más precisa comparación de cámaras 360 grados, decidimos probar sólo las cámaras monoscópicas 360 grados de tres niveles: principiante, avanzado y prosumer (una fusión de las palabras “productor” o “profesional” y “consumidor”).

  • Principiante: La Theta S de Ricoh es la segunda versión de cámara de 360 grados de Ricoh, y cuesta alrededor de 350 euros. Apunta y dispara, y estás listo para grabar.

La unión de las tomas es llevada a cabo durante el mismo proceso de grabación, así que puedes grabar las tomas que necesites y compartirlas una vez hayas terminado, sin necesidad de editarlas. Otras cámaras de esta categoría incluyen la Samsung Gear 360 y la LG 360 Cam.

  • Avanzado: La Kodak Pixpro SP360 4K Dual Pack Pro cuesta alrededor de 900 euros, y consiste de dos Pixpros montadas en una estructura que las mantiene seguras.

Puesto a que estás consiguiendo tomas de vídeos des de dos fuentes distintas, necesitarás unirlas post-producción, con los programas de edición adecuados. La KeyMission de Nikon tiene una calidad similar a la Pixpro SP360 4K de Kodak, pero grabará todas las tomas en un solo dispositivo.

  • Prosumer: Probamos el equipo Freedom360, una plataforma creada por terceros que te permite utilizar seis GoPro Hero4s. Algo un poco molesto es el hecho que este equipo requiere que presiones los seis botones de captura de imagen a la vez, y sincronices todos los videos manualmente con un software de edición especial. El equipo entero puede llegar a costarte más de 3.000 euros (500 euros para el Freedom 360 más las seis cámaras y el software).

4. La conveniencia es clave

Sólo la Theta es lo suficientemente compacta para encajar cómodamente en un bolsillo durante un fin de semana de excursionismo. Tanto el Freedom360 como la Pixpro requieren algo de planificación y organización, además de tiempo de instalación del equipo, así que no esperes poder tomar grabaciones espontáneas durante tus excursiones con ellas.

10 cosas videos 360

La Theta sigue siendo la única que no requiere una tarjeta de memoria SD – viene con una capacidad de almacenaje de 8 gigabytes de memoria a bordo, y una batería incorporada. Con las otras dos opciones, la Pixpro y el Freedom 360, necesitarás múltiples tarjetas SD y múltiples baterías si planeas una sesión de grabación de una simple duración media.

5. Los objetos en 360 grados no siempre tendrán el aspecto que deseas

Es difícil saber qué aspecto final tendrá lo que elijas grabar cuando te estás preparando para cada sesión. Cualquier objeto a la vista de la cámara corre el riesgo de cambiar de aspecto cuando grabas en 360 grados, pero no sabes a qué distancia aparecerán, qué aspecto tiene la iluminación, o por cuándo te estás saltando una línea de unión.

Una línea de unión es el punto en el que la grabación tomada por cada lente se encuentra con la otra para crear una esfera completa. La misma unión de las tomas es realmente eficiente y fluida, e incluso deja la misma cámara fuera de la toma. Ya que la Theta une las tomas internamente a tiempo real, te permite utilizar tu teléfono como un visor – a través de una aplicación para móvil – en el caso de que quieras pre-visualizar el resultado.

6. Cuando la unión de tomas es problemática

Trabajar con un conjunto de cámaras como en el caso de la Pixpro y el equipo Freedom360 significa que tendrás que unir manualmente todas tus grabaciones tomadas des de cada fuente o lente individual. Es un proceso que necesita un software especial, además de mucho tiempo extra y paciencia.

La Kodak ofrece un software gratuito para la unión de tomas para Mac o PC que utiliza el audio como base para emparejar los clips sólo con pulsar un botón. El proceso es relativamente sencillo, pero los objetos y las personas parecen desaparecer justo en la línea de unión. El programa te permite arreglar ese pequeño problema manualmente, pero el software de edición está limitado a los básicos.

La GoPro trajo a Kolor en escena, una compañía la cual se especializa en software de unión de tomas para vídeos 360 grados el cual puedes utilizar para unir todas las tomas que hayas grabado con tu equipo. Te da mucho más control sobre la unión y la calidad de vídeo, pero no es barato. La versión Pro que utilizamos para nuestras pruebas llega a los 650 euros en la página web de Kolor.

7. La resolución nunca es tan buena en 360 grados

La mayoría de cámaras 360 grados harán publicidad de la máxima resolución con la que pueden grabar o tomar una imagen plana RAW. A pesar de eso, una vez se convierte a imagen 360 grados, la resolución se degrada, y es considerablemente peor.

La cámara Theta, por ejemplo, presume de una resolución de 1080p (1920 x 1080 píxeles), pero al visualizarlo con un equipo reproductor de VR como Oculus Rift, la imagen parece más bien 480p (852 x 480 píxeles) y empieza a volverse borrosa justo en los bordes de ésta.

Lo mismo vale para las otras dos cámaras. Teoréticamente, son capaces de tomar imágenes planas en 4K (3840 x 2160). La imagen de 360 grados de la Kodak parece nítida si la miras de frente, pero ese factor no es consistente a medida que mueves el enfoque de dicha imagen e interactúas con ella.

Las tomas de GoPro son las más consistentes, con un resultado de alta definición incluso al ser visualizadas a través de un reproductor de VR o realidad virtual 360 grados. Aun así, las tomas RAW parecían apagadas, y tuvimos que corregir su color manualmente para conseguir algo de intensidad de color como con la Pixpro.

8. Mantente preparado para sacrificar la calidad de vídeo al compartirlo

La mayoría de reproductores de vídeos 360 grados como YouTube y Facebook comprimen los archivos de vídeos cuando los suben. Cuánto más alta sea la resolución inicial, mejor aspecto tendrá en cada página, pero seguirá siendo significantemente peor que la versión que habías exportado a tu ordenador de escritorio y teléfono.

Por otro lado, los vídeos de la cámara Theta eran los más fáciles de subir y compartir, puesto a que disponías de la opción de subirlos directamente des de la aplicación. A pesar de eso, eran los que peor aspecto terminaban teniendo en cuanto a calidad de imagen.

9. Maximiza la calidad de visualización en YouTube y Facebook

Uno de los errores de principiante que hice al subir un vídeo 360 grados a YouTube o Facebook por primera vez fue depender y confiar en la resolución por defecto. Una vez eran convertidos y colgados en dichas páginas, la calidad era terriblemente pobre.

En el caso de YouTube, pulsa sobre el icono de configuración para maximizar la resolución hasta los 4K, si el vídeo lo permite. En Facebook, de la misma forma, asegúrate de seleccionar la opción HD. Marcha la diferencia de una manera espectacular.

10. Acepta que las imperfecciones son parte del proceso

Incluso si lo haces todo bien, habrá cosas que no saldrán exactamente como las querías o esperabas, al grabar vídeos de 360 grados. Y ese tipo de aceptación viene con la experiencia. Una vez has asumido que hay partes del resultado que siempre saldrán más o menos defectuosas, puedes centrar tu energía en otras cuestiones más importantes que harán que tus vídeos marquen la diferencia.

En mi caso, aprendí las más valiosas lecciones del grabado de vídeos 360 grados a base de ensayo y error durante el mismo proceso de grabado: cómo evitar las líneas de unión, recordar de quitar todas las tapas de las lentes, borrar tarjetas SD una vez hayan sido utilizadas, y darme cuenta de que yo saldría en la toma, sin importar donde fuera que me quedara, puesto a que las cámaras 360 grados lo graban absolutamente todo.

Parece que todos los fabricantes de cámaras y los creadores de contenido aún siguen intentando descubrir qué nuevas mejoras incorporar en sus productos. Es una tecnología relativamente nueva, y sigue evolucionando día a día.

Si no encuentras una cámara 360 grados que entre dentro de tu presupuesto o que tenga una buena relación calidad-precio según tus estándares, te recomendamos de esperar unos cuantos meses antes de comprar una. A finales de año, puedes estar seguro o segura de que los productos y la calidad de imagen habrán mejorado significantemente.

10 cosas que no sabías sobre vídeos de 360 grados
2017-06-17
Puntuación: 9/10