cámara 360 gradosTener una cámara de 360 grados está siendo la nueva tendencia en el sector de YouTube y creación de vídeos, además de que está aquí para quedarse. Proveen una nueva manera de experimentar vídeos en un mundo de inmersión. Ya no tienes que mirar un mundo 2D en una pantalla plana, porque te sumergirás en la experiencia. Estos vídeos 360 grados pueden ser controlados por la audiencia, moviendo a los lados dónde quieren mirar.

En esta guía para comprar cámara 360 grados saldrás de dudas y te ofreceremos toda la información que necesitas para que puedas ponerte a la delantera de los vloggers y creadores de contenido audiovisual. Primero, hablaremos de los mejores modelos actuales. Segundos, te contamos de que va todo esto del vídeo 360 grados, como funciona y cuál es el futuro de todo.

¿Cuál cámara 360 grados debería comprar?

Con intención de ir directos al grano, te hemos hecho una comparativa de las mejores del mercado. Si bien es cierto que este aún está creciendo a una velocidad bastante grande por la buena recibida de los consumidores, la verdad es que mantendremos esta página y guía actualizados.

Ricoh Theta S. Mejor calidad-precio

Pensamos que la cámara 360 grados Ricoh Theta S es una de las mejores opciones del mercado de cámaras 360 grados. Sus dos lentes capturan la verdadera esfera que debería ser una captura de 360 grados. Y no sólo eso, lo hacen con una fidelidad a los colores reales, perfecta calidad de imagen en fotografías y gran calidad de vídeo (aunque sea limitada a una resolución de 1080p).

comprar Ricoh Theta S barata
Ver ofertas

Producto: Ricoh Theta S
Precios: 349€
Valoración: opinión
Tienda: Amazon. Mejor precio.

La cámara es fácil de acomodar en tu mano y fácil de usar por su cuenta, pero también puede ser controlada a través de una aplicación de Smartphone. Editar y compartir clips y fotografías es un proceso fácil de entender. Para algunos de sus competidores, la historia era distinta. Por esto mismo la reseña detallada de la Theta S es de las más visitadas.

Características principals

Las Theta S usan dos sensores de 12 megapíxeles sincronizados con lentes ultra-anchas de 240 grados. Así, son capaces de crear vídeos de 360 grados con ejes verticales y horizontales.

Es capaz de captar casi todas las imágenes a su alrededor (escondiendo sólo la misma cámara) y recortar las capturas de cada lente en una imagen sin empalmes de 14 megapíxeles o un vídeo de 1080p.

El resultado sigue siendo una imagen plana, pero cuando se ven con la aplicación de Theta, o en algunas plataformas como Facebook, Youtube y Flickr, la cosa cambia. El efecto que da es que parece que estés situado exactamente donde el fotógrafo estaba situado al tomar la foto. Ves con profundidad.

Usándola diariamente, vimos que la Theta S proporcionaba buenos colores de reproducción en un amplio rango de condiciones lumínicas. Las imágenes y los vídeos grabados en escenas con poca luz también tenían buen aspecto. De hecho, especialmente cuando se miraban a través de pantallas de móvil o ventanas de navegación, preferimos la calidad total de la imagen que nos proporcionaba la Theta S por encima de la de sus rivales de alta resolución.

En condiciones más exigentes a la hora de hacer fotos, la aplicación de la Theta S ofrece ajustes de compensación de exposición, velocidad del obturador y modos de prioridad de ISO. También tiene disponible un modo completamente manual para controlar las configuraciones directamente. Varias configuraciones prediseñadas están ya disponibles para cambiar la temperatura de los colores de una escena.

Cuando grabas un vídeo, eso sí, estás limitado a usar el modo automático de la cámara. Cada clip de vídeo continuado puede ser de unos 25 minutos. Su versión menos sofisticada, la Ricoh Theta SC, sólo puede grabar vídeos de 5 minutos.

Sobre el hardware de la Ricoh Theta S

Una de las características más subestimadas de esta cámara 360 grados es su comodidad de uso. Y en eso podemos compararla con otras cámaras 360 grados también.

La Theta S es casi la mitad más ancha que un iPhone y el doble de gruesa. Mide 13 centímetros de alto, 4 de ancho, y pesa unos 125 gramos. Es lo suficientemente pequeña y ligera como para actuar como una cámara secundaria mientras de vas de vacaciones. Para nada te molestará.

Tiene una superficie de goma de forma rectangular, cómoda de agarrar mientras se opera. Mientras que la Theta S no está diseñada para ser una cámara de acción (la compañía ni siquiera menciona su durabilidad en dichas condiciones más extremas), puede ser acoplada a cualquier montura que tenga una rosca de trípode.

Los botones de la Theta S te permiten tomar fotos o ver vídeos sin tener que abrir la aplicación en tu teléfono. También hay botones para activar el Wi-fi (o apagarlo para conservar batería). De la misma forma, tenemos botones para cambiar entre capturas de fotografías o vídeo. Los mismos indicadores de LED de la parte frontal de la Theta S te dicen en qué modo estás. También hay unas luces específicas para indicar si el Wi-fi está apagado. Son verdaderamente útiles.

Ricoh no proporciona una medición estándar de la vida de la batería. Aun así, se estima que podrás hacer 260 tomas antes de necesitar cargar la cámara 360 grados de nuevo. Aunque esto sigue siendo una estimación demasiado relativa, ya que no se estima la largada o resolución de las tomas.

Cuando tomes mayoritariamente fotos, la potencia de la batería no te impedirá trabajar durante todo el día. Usando la aplicación del móvil para dirigir la acción te ayudará a ahorrar batería, aunque sí usarás las redes inalámbricas de la cámara 360 grados extensivamente. Tomar fotos des de tu teléfono te presenta una vista previa de baja resolución de la escena, la cual puede agotar la batería de tu teléfono más rápidamente.

La duración de la batería es mucho más limitada a la hora de grabar vídeos. Podemos grabar hasta una hora de escenas con una sola carga de la batería. Y, ya que ésta no es extraíble, es una buena idea de llevar un pack de batería USB, en caso de que tengas que estar fuera todo el día.

La misma naturaleza de las imágenes de 360 grados significarán ciertas ediciones post-captura. Sin ellas, los resultados no podrán ser visualizados como es debido. Las mismas imágenes son solo archivos de formato JPEG y MP4. Además, son identificados con metadatos como vídeos 360 grados que tienen que ser manejados por cierta aplicación o red social.

Manejando las capturas

Para empezar, por supuesto, tienes que sacar las capturas de la cámara. La aplicación móvil de Theta transfiere los datos de las imágenes a través de Wi-fi. Para los vídeos, este proceso puede tomar algo de tiempo y consumir un montón de almacenaje. Además, mantendrá tu teléfono ocupado de mientras, ya que la aplicación te pide que no salgas de ella durante la transferencia. Copiando un vídeo de 140 MB a través de Wi-fi tardó alrededor de 4 minutos. La alternativa es enchufar la cámara en el ordenador a través de USB y copiar los archivos. El mismo vídeo tardó unos 20 segundos, solamente. Una vez se hayan transferido, puedes usar la aplicación de escritorio de Ricoh Theta para ver las imágenes.

La configuración de Wi-fi era más simple de usar con un iPhone. Después de presionar el botón de Wi-fi de la Theta y seleccionar la Theta en el menú de configuraciones del teléfono, nos pidieron que entráramos la contraseña. Ésta es el número de serie de la cámara, situada en la parte inferior de la Theta. Así, no tienes que leerte toda la documentación o el manual, buscando la contraseña del administrador. Puedes cambiar la contraseña en la aplicación si lo deseas. Durante las pruebas, no tuvimos problemas conectando la red inalámbrica de la cámara usando la configuración de Wi-fi del teléfono.

Ver fotos y vídeos en la aplicación te da la experiencia envolvente de estar en la escena. Para ello tan solo tienes que arrastrar tu dedo (o ratón) por la pantalla del dispositivo para explorar la vista de 360 grados. La alternativa es usar el acelerómetro del teléfono para modificar el punto de vista de la escena moviendo el teléfono. Asimismo, también dispones de las dobles lentes de RV, en caso de estar usando unas gafas de realidad virtual asequibles.

Si quieres editar las tomas, las aplicaciones separadas Theta+ y Theta+ Video permiten modificarlas de formas distintas. Por ejemplo, puedes añadir filtros, pegatinas y texto a fotografías. En caso de los vídeos, puedes añadir filtros y música. Puedes recortar las tomas de vídeo, también.

En ambas aplicaciones, puedes crear tomas “recortadas”, que cambian la forma en la que la imagen está presentada. Así, creas un efecto como de pequeño universo, que convierte la imagen en una bola. El resultado es una escena 360 grados con aspecto de pequeño planeta.

Ya que las fotografías son sólo imágenes planas, pueden ser modificadas con cualquier editor. Editar los vídeos, en cambio, puede ser más difícil. Si quieres recortar varios vídeos y juntarlos en una secuencia, necesitas una aplicación de vídeo externa. Adobe Premiere Pro, así como Final Cut Pro x de Apple, reconocen tomas en 360 grados y pueden adaptarse para editarlas. De esta forma, no estás trabajando con una imagen rectangular estirada que contiene la escena entera a la hora de editar.

Defectos no fatales

Las limitaciones más obvias de la Theta S es su falta de vídeo en 4K. Es una característica que muchos usuarios esperan de cualquier cámara que compran, actualmente. Ten en cuenta, aun así, la forma en la que muchos espectadores verán tus tomas. Comprimidas en la ventana de un navegador o la pantalla de un móvil, pierden la calidad 4K que tanto se espera. Dicha resolución es tan solo importante si las imágenes son creadas para ser vistas en un televisor de 4K de 65 pulgadas. Hoy en día, no es el caso para las creaciones de una cámara 360 grados.

Los 8 GB de memoria incluidos pueden almacenar hasta 1.600 fotografías o una hora de vídeo. Apreciaríamos algo más de espacio, o al menos una ranura para las tarjetas de memoria intercambiables.

La 360fly 4K, por ejemplo, está cargada con 64 GB de memoria. La Samsung Gear 360, Insta360 y la Nikon KeyMission 360, por ejemplo, todas aceptan tarjetas microSD que puedes ir cambiando. Otro beneficio de las tarjetas intercambiables es que puedes transferir las imágenes de un dispositivo a otro mucho más rápido que a través de Wi-fi. Simplemente tienes que usar un lector compatible de tarjetas conectado a un dispositivo móvil o a un ordenador con USB.

Por otro lado, pueden surgir inconvenientes al exportar el trabajo terminado. Por ejemplo, algunas aplicaciones eliminan la información del archivo que se identifica como un clip en 360 grados en servicios como YouTube, Facebook y Flickr.

Ya que la Theta S captura la totalidad del área 360 grados alrededor suyo mientras estás sosteniendo la cámara, lo más probable es que tus dedos salgan en escena. Puedes evitar esta situación montando la Theta S en un pequeño trípode o palo de selfie. Así, tendrías que activarla usando un temporizador o bien con tu Smartphone, pero nada interrumpiría la continuidad de la escena.

Porque la Theta S usa dos lentes, sus tomas son “pegadas” para construir la escena 360 grados, creando parches visibles donde los bordes son juntados. Esta cámara 360 grados usa ciertos algoritmos para mezclar las imágenes, estándar en este tipo de fotografías o vídeos. Aun así, se crean unos bordes que son visibles por los artefactos medio borrados o la compresión horizontal.

A pesar de dicho defecto, la Theta S es de las cámaras que juntan las dos imágenes más limpiamente. Comparada con otros modelos que hemos probado, los bordes proporcionados por esta cámara de Ricoh eran mucho más soportables. Aun así, muchos los encontrarán molestos; otros, ni se darán cuenta de que están ahí. Especialmente aquellos que visualicen las capturas a través de las redes sociales, la calidad de la imagen impedirá la clara distinción de los bordes.

Este resultado es inevitable, ya que es producto de la tecnología usada para grabar imágenes 360 grados. Además, es algo a lo que te adaptas fácilmente. Finalmente, lo más probable es que encontremos cámaras con una potencia de procesamiento superior y mejores algoritmos que indudablemente arreglarán este problema en un futuro. Por ahora, no es algo que afecte la calidad de imagen notablemente. Eso sí, tendrás que esperar unos segundos extra antes de que la aplicación de Theta te muestre la captura que acabas de tomar en pantalla.

Samsung Gear 360. Subcampeona

La Samsung Gear 360 es superior en todas las áreas que determinamos importantes para una cámara 360 grados. Tiene una buena fidelidad de imagen, y graba vídeos a 4K. Su estructura es compacta, y parece sólida al sostenerla. Tiene también un mini trípode incluido, que sirve de mango, con los mejores controles externos de todas las cámaras que probamos. Y, trabajar con las imágenes después de haberlas tomado con la aplicación de Samsung Gear es fácil de manejar y de aprender a usar. Pero es completamente compatible con sólo unos pocos teléfonos Samsung, lo cual evita que la elijamos como cámara 360 grados principal.

comprar Samsung Gear 360 barata
Ver ofertas

Producto: Samsung Gear 360.
Precios: 290-310€.
Valoración: opinión
Tienda: Amazon. Precio más bajo.

En el caso de que te interese, aquí tienes una reseña completa de la Samsung Gear 360. Como la Theta S, la Gear 360 captura esferas de 360 grados completas de alrededor de la cámara usando dos lentes. Y lo hace con su resolución 4K (que llega hasta los 3840×1920 píxeles). Las fotografías son a 7776×3888 píxeles cuando las dos imágenes son combinadas. Además, puedes elegir de tomarlas usando cualquiera de las dos lentes. La calidad de imagen es muy buena, aunque la distorsión de las lentes aparece algo exageradamente cuando la observas desde la aplicación de la Gear 360. Tiene buen aspecto al compartirla en Facebook y Youtube, aun así.

La Gear 360 tiene tres botones exteriores, usados para encender, capturar y navegar el menú del software interno. Éste, a su turno, se muestra a través de una pequeña pero útil pantalla de 72×32 píxeles y 0,5 pulgadas de OLED. Sin encender la aplicación del móvil, puedes alternar entre los distintos modos de captura de imagen (incluyendo “lapso de tiempo” y vídeo en bucle). La configuración de los controles de resolución de video y tamaño de imagen también pueden ser alternados de esta forma.

Unas luces LED naranjas relativamente discretas indican cuando la cámara está grabando y qué lente está siendo usada. Nos gusta mucho la combinación entre trípode y mango, la cual evita que tus dedos salgan en la captura. Y, cuando se expande, es fácil de montar en una mesa. De todas formas, ésta es una cámara 360 grados que se conecta a una montura de trípode estándar. Eso significa que puedes acoplarle virtualmente cualquier cosa. Además, es resistente al agua y al polvo, lo suficiente como para funcionar como una cámara de acción.

Debemos mencionar también la posibilidad de extraer la tarjeta de memoria microSD y la batería, accesible a través de una ranura al costado de la cámara 360 grados. Es verdaderamente útil para cuando necesitas más batería o almacenaje y no quieres parar una sesión fotográfica en seco.

La Samsung Gear 360 funciona con solo ciertos teléfonos de Samsung, como hemos mencionado. El Galaxy S6, S6 edge, S6 edge+, Note 5, S7 y S7 edge. Si no tienes ninguno de estos, sigues siendo capaz de tomar fotos y videos usando los controles de la cámara. Aun así, no tendrás vistas preliminares de las fotos que tomes o una forma de revisar que las capturas hayan salido como esperas.

Una forma no oficial de extender la compatibilidad a otros teléfonos de Android existe, pero no conseguimos que funcionara. Y si no tienes un dispositivo iOS, sólo puedes activar la cámara remotamente – usando la aplicación de Street View de Google, entre todas las cosas. Pero si ya tienes un teléfono Samsung compatible, la Gear 360 debería funcionar a la perfección. Te la recomendamos por encima de nuestra elección estrella.

360Fly 4K. Para los más exigentes

Para evitar la necesidad de enganchar múltiples imágenes, los creadores de la 360Fly 4K eligieron otro planteamiento para su cámara. Ésta tiene sólo dos lentes, capturando una visión vertical de 240 grados y una horizontal de 360. Porque captura una visión en resolución 4K, ofrece imágenes más nítidas, con mejores detalles que nuestra elección estrella.

comprar 360fly 4K barata
Ver ofertas

Producto: 360fly 4K
Precios: 640€
Valoración: opinión
Tienda: Amazon, mejor oferta encontrada

Las imágenes siguen siendo tratadas como escenas 360 grados, y ya que usa sólo una de las lentes, no te da imágenes con parches. Aun así, tiene un punto ciego, justo debajo de la cámara. El software mismo, por eso, la hace desaparecer por debajo de un área de color negro o un reflejo falso. A efectos prácticos, al visualizar las imágenes, sientes que se te está siendo impedido mirar hacia abajo. O arriba, dependiendo de la orientación de la cámara. El resultado es más que aceptable si te gusta mirar al cielo, pero frustrante si quieres ver más del suelo, por la razón que sea.

En esta situación, hubiera sido mejor montar la cámara con las lentes mirando hacia abajo, pero eso requiere opciones de montaje más flexibles. O, si estás tomando una foto o vídeo con la 360Fly 4K, puedes colocarla en una mesa, trípode u otras superficies relativamente bajas.

La 360Fly 4K está diseñada como una cámara de acción. Tiene un acelerómetro, una brújula electrónica, GPS y un giroscopio para el posicionamiento. Es pequeña y ligera, de alrededor de 170 gramos, como cualquier cámara de acción debería ser. Puede que tenga un aspecto algo ridículo, montado en un casco (¿qué cámara no lo tiene?), pero tiene muchas ventajas. Por ejemplo, es resistente al agua, puede sumergirse hasta 10 metros, y es también resistente al polvo y a los choques.

Su hardware súper-actualizado, aun así, tiene ciertas pegas: la 360Fly 4K se carga usando una base magnética conectada a un cargador USB. Si pierdes la base, no puedes cargar la cámara.

La cámara 360 grados, la 360Fly 4K, tiene un solo botón de captura, pero sólo activa la función de vídeo. Si quieres capturar una imagen, necesitas usar la aplicación. Afortunadamente, la aplicación es más que un control remoto.

Además de ofrecer controles rudimentarios para ajustar el brillo, exposición, contraste y saturación, la aplicación el modo Punto De Vista o POV. Éste permite capturar el área rectangular de justo delante de las lentes en un modo de lapso de tiempo. Los clips e imágenes pueden ser revisadas dentro de la aplicación, copiadas al teléfono. A su turno, éstas son copiadas y compartidas a las redes sociales con el efecto 360 grados intacto.

Los vídeos pueden ser compartidos a través de los mismos servidores de la 360Fly para verlos en resolución 4K. La aplicación también incorpora características de edición básica de vídeo, como seleccionar secciones de un vídeo para mantener, capturar o añadir filtros y efectos, música y cambiar la velocidad, entre otras cosas.

Alternativas de cámaras de 360 grados

Un número de cámaras del mercado usan lo que viene a ser el mismo hardware que la JoyPlus 360 Degree Spherical Panorama VR Camera y la DETU OEM Wireless 360 grados Panoramic Sports Action Camera. Todas tienen resoluciones limitadas y campos de visión menos amplios.

Ricoh Theta SC

Una versión menos cara de nuestra elección estrella es la Ricoh Theta SC. Cuesta alrededor de 50 euros menos que la Ricoh Theta S, y comparte muchas de las mismas características. Además, está disponible en 4 colores.

comprar Ricoh Theta SC barata
Ver ofertas

Producto: Ricoh Theta SC
Precios: 299€
Valoración: opinión
Amazon: Mejor oferta encontrada

No tiene puerto HDMI para transmitir las capturas en vivo (live-streaming), desafortunadamente. Además, sus clips de vídeo están limitados a 5 minutos en lugar de a 25, como en la Ricoh Theta S. Creemos que esta simple limitación hace que nuestra elección de cámara 360 grados estrella valga la pena.

Nikon KeyMission 360

Aunque el campo de los modelos de cámara 360 grados por menos de 600 euros es relativamente pequeño, existen grandes diferencias tanto en características como diseño. Las cámaras más asequibles compensan su precio más atractivo con peores características de software y de hardware. La Nikon KeyMission 360, por ejemplo, la cual graba videos en 4K con dos lentes, es resistente al agua, a los golpes y al frío extremo.

A pesar de sus ventajas, desgraciadamente, es bastante frustrante de usar. Aunque es fácil de sincronizar a través de Bluetooth, también necesitas conectarla a través de Wi-fi como un segundo paso para controlar las funciones de la cámara. Eso, por lo tanto, requiere un viajecito a la configuración de tu teléfono cada vez que vayas a usarla. Y en alguna de las pruebas, dicho paso falló ocasionalmente, tanto en un iPhone como en un iPad.

Hay que decir que ya proporcionaron una actualización para dicho problema de conectividad, pero eso no resolvió el proceso de sincronización extrañamente largo. Si la cámara requiere control por Wi-fi, ¿por qué no activar el Wi-fi inmediatamente como hace cualquier otro modelo? Tuvimos más suerte con los Smartphones de Android, pero incluso así el software envía notificaciones a menudo diciendo que hay un problema con la conexión, sin indicar exactamente qué problema es.

Dos botones externos capturan fotos y vídeos. También encienden la cámara, así que puedes tomar una foto o empezar a grabar un vídeo casi inmediatamente. Es una buena idea para una cámara de acción, pero en realidad acabas con un montón de fotos tomadas sin querer. Puedes encender la cámara sin iniciar una captura manteniendo presionado el botón de video durante 3 segundos.

También observamos que la unión de las imágenes tomadas era más visible, e incluso llegaba a distraer la atención del observador. Con sus especificaciones de hardware tan impresionantes, aun así, esperamos que Nikon sea capaz de ofrecer actualizaciones de firmware. De esta forma, la KeyMission 360 sería más adecuada para el uso en la vida real.

Otras alternativas menos recomendadas

Aunque no quiere decir que no estén bien, lo que si que te podemos asegurar es que las cámaras de 360 grados que comentamos a continuación, dan bastante que desear en comparación con los modelos anteriores.

Pixpro SP360 y Pixpro SP360 4K. La Pixpro SP360 4K y la Pixpro SP360 limitan la imagen a un campo visual vertical de 235 grados. Eso se debe a su diseño de una única lente, de resolución 4K y 1080p respectivamente.

Para conseguir los 360 grados completos, existe el Dual Pro Pack. Éste empareja dos de las cámaras usando un soporte que las mantiene dorso contra dorso. Aun así, eso casi dobla su precio, costando mucho más que nuestro límite de 600 euros. Además, una vez hayas capturado las imágenes con estas dos lentes, necesitas usar un software en un ordenador Mac o PC para unirlas.

LG 360 Cam (mira nuestra reseña). Las opiniones de usuarios puntuaron la LG 360 Cam más baja que la Theta S, a causa de su menor rendimiento y los bordes más visibles de las imágenes. Además, la calidad de las imágenes, fotografías o vídeos, es inferior. Eso dicho, la LG 360 es algo menos compacta y ciertamente más asequible que la Theta S. Para alguien que no quiera la cámara para fines profesionales, simplemente para probar la fotografía 360 grados, esos más 150 euros que se ahorrará son una ventaja a considerar.

Insta360 Nano. La Insta360 Nano es más compacta y asequible que la Theta S, y se conecta a un puerto Lightning de iPhone. Puedes hacer fotos y vídeos manualmente sin el teléfono simplemente presionando un botón. Aun así, esta cámara 360 grados no tiene redes de conectividad inalámbrica incorporadas. Necesitarás conectarla a un iPhone para ver o acceder a las imágenes.

Similarmente, los creadores de la Insta360 anunciaron la Insta360 Air, una cámara de características similares a la Nano. Ésta, aun así, es capaz de conectarse a una selección limitada de dispositivos Android.

360Fly HD. La 360Fly HD comparte muchas de las mismas características (y limitaciones) que la 360Fly 4K mencionada anteriormente. Contrariamente a la 4K, la HD tiene un sensor de resolución menor, un solo micrófono y 16 GB de almacenamiento interno. Aunque grabe en HD, no es necesariamente algo bueno para vídeo 360 porque tiene bastante aberración cromática (más).

Giroptic 360Cam. La Giroptic 360Cam usa tres lentes para capturar la escena, aunque aún omite una sección inferior donde las lentes no pueden llegar a causa de la base de la cámara. Empezó como un proyecto ralentizado por problemas de fábrica. Algunos de los patrocinadores y fans esperaron su cámara nueva durante más de dos años después de que la campaña concluyera, y muchos demandaron reemplazos bajo garantía.

V.360 de VSN Mobile. La V.30 parece un molinillo de granos de café de mano, con una sola lente integrada, rodeada por una carcasa de plástico. Dicha carcasa, nos tememos, es fácil de rayar.

Es resistente al agua, y puede sumergirse hasta 1 metro durante 30 minutos (IP67). Aun así, su campo de visión vertical de 60 grados la convierte en una cámara más adecuada para tomar fotos panorámicas que una para transmitir experiencias envolventes de 360 grados.

TOPVISION Panoramic. La TOPVISION Panoramic de lente dual usa dos lentes para conseguir captar una esfera de 360 grados completa. Se conecta a la aplicación de Smartphone a través de Wi-fi, y tiene una memoria extraíble. Su resolución es menor a la de la Theta S.

Monster Vision VR. En 2016, Monster Digital introdujo la Monster Vision VR. Es una cámara 360 grados (dual) capaz de grabar vídeos a 960p y un diseño compacto como cámara de acción. Los vídeos y fotografías no llegan a la resolución de la Theta S, ni a la de su hermana más asequible, la Monster Vision 360.

¿Qué buscar cuando quieres comprar cámara 360 grados?

Al igual que cualquier tipo de dispositivo de grabación de audio o de video hay algunas que tendrás que tener en cuenta en el caso de que estés a punto de comprar una de estas cámaras 360 grados. Estamos hablando de lo siguiente.

Lentes

La parte más importante de cualquier cámara son las lentes. En muchos casos, los modelos de 360 grados tendrán 2 o más, y la verdad es que si tiene más que esta cantidad tampoco ayuda mucho a la calidad de imagen, así que no busques por el número de lentes. A parte de esto, tendrás que buscar especificaciones estándar como diafragma, obturador y el rango ISO. Como mejores sean estas características referentes a las lentes mucho mejor.

Calidad de imagen

Otro aspecto importante de un buen vídeo 360 grados es la calidad de imagen. Esta será juzgada por la cantidad de pixeles, como más tenga más alta será la calidad. Más cosas que entran en juego, son las lentes, el hardware interno y las últimas especificaciones que hemos dicho en el párrafo anterior.

Fotogramas por segundo

Si quieres que cualquiera de los vídeos con capacidad de grabar a 360 grados se vean sin el conocido lag o sin pararse, deberías buscar algún modelo que grabe a una cantidad de fotogramas por segundo como más alta mejor. Aún así, también hay algunas que graban a más de 15 por segundo pero son un poco lentas. En este aspecto tienes que prestar atención que las otras características no se queden muy atrás cuando estás buscando un buen modelo, es decir, no te centres sólo en un aspecto antes de hacer la compra.

Capacidad y memoria

La capacidad de almacenamiento interno de una cámara indica cuantas fotos o vídeos puedes guardar. Esto también depende de la calidad de imagen que estés grabando, ya que puede que lo estés haciendo en la resolución más alta, y que por este motivo se te termine la memoria interna en un momento.

Como seguramente ya conocerás, hay las tarjetas SD típicas, que puedes usar en la mayoría de cámaras para extender esta memoria, y las de 360 no tienen porque ser una excepción, así que comprueba que tiene la ranura antes de comprarla.

Tamaño y peso

Estos dos factores de una cámara que graba 360 grados pueden ser muy importantes dependiendo de cómo uses la cámara. Grabar mientras viajas o haciendo otras actividades puede ser difícil con una que pese, pero si por ejemplo tienes intención de poner un trípode, no importa tanto los gramos que tenga. La mayoría de cámaras para consumidores pueden sostenerse en una mano sin problemas, son además ligeras y compactas. Si planeas utilizarla de forma un poco extrema, puede ser conveniente que sea resistente al agua pero también a los golpes.

Batería

Si planeas usarla durante periodos extendidos de tiempo, es importante considerar la capacidad de la batería. Algunos modelos tienen una batería que se intercambia para que puedas cambiarla rápidamente con una que ya está cargada y no te ner que depender de cables.

Vídeos 360 grados

Los llamados vídeos 360 grados o simplemente vídeos 360 son esos en los que el espectador tiene el control de la dirección de visualización y puede mirar alrededor como si él fuera el cuerpo de la cámara. Para que te hagas una idea de lo que es en palabras, piensa en Google Streetview. Así pues un vídeo 360 grados está grabado de la misma forma, sólo necesitas una cámara que puedas hacerlo. El resultado es una perspectiva dónde puede mirar alrededor con tu móvil, alrededor o en gafas de realidad virtual.

Fue en marzo de 2015 cuando YouTube anunció que daría soporte a los vídeos 360 grados en su blog. Lo que permitió a los creadores de contenido de todo el mundo subir estos archivos sin problema para que la audiencia pudieran mirar en cualquier dirección, no sólo dónde la cámara estaba apuntando.

Los vídeos 360 grados permiten a los que están mirando experimentar nuevas sensaciones desde la comodidad de sus casa. Básicamente puedes sentir que estás pasando el día con la persona que ha grabado, ya sea en un concierto, o hacer parecer que estás en la parte trasera de una moto, o conduciendo el coche exótico de tus sueños, o hacer deportes extremos sin arriesgar tu vida directamente.

¿Se recomienda este tipo de vídeo?

Los primeros vídeos grabados en una cámara 360 grados que vi por internet me parecieron bastante raros. Sí, son una característica increíble, pero sin las gafas VR parecería un poco forzado. Las ediciones me hicieron parecer que em estaba perdiendo algo.

Para entretenimiento

A día de hoy, vi algunos de mis vloggers favoritos como Casey Neistat o Roman Atwood y me tuvieron mucho más captivado que anteriormente. Fue divertido simplemente explorar el mundo alrededor de estos en su vida diaria, como si yo fuera un objeto inanimado que estaba presente. Fue interesante ir girando la cámara y ver en que ambiente grababan y demás.

Este entretenimiento está muy bien en este aspecto, pero también se puede aplicar por ejemplo en eventos deportivos, para poder elegir dónde mirar. De hecho ya se aplicó en alguno de estos acontecimiento a modo de prueba, para que los usuarios se pudieran comentar y vivir en primera persona y en directo como si estuvieran mirando una carrera.

Para empresas y negocios

Además del entretenimiento también le veo aplicaciones para negocios y empresas. ¿Cómo? Piensa por ejemplo en esas que quieren vender o alquilar casas. Incluso los portales inmobiliarios. Podrás tener tours virtuales en casas de futuros alquilados o compradores, para que puedan hacerse una idea inicial mucho más clara de lo que se pueden encontrar.

Con la misma idea una cámara 360 grados puede ser perfecta para hacer vídeos demostraciones de productos. Mientras este es explicado, los compradores potenciales pueden mirar alrededor para ver exactamente de cerca lo que estás hablando.

Sin duda fue GoPro que usó los vídeos 360 grados en una demostración de realidad virtual, que demostró la habilidad de esta tecnología para llevarnos de vacaciones de una manera que nunca antes hemos visto, y disfrutar de la experiencia como nunca se había hecho antes.

Parecía que hacia mucho que la tecnología audiovisual no se movía demasiado, y esta característica que se ha aplicado incluso a YouTube o Vimeo lo hace todo más emocionante. Una cámara que graba 360 grados es nuevo y emocionante. Tiene pinta de que se quedará y evolucionará más. Si quieres innovar en algún aspecto del vídeo, te recomendaríamos que miraras las cámaras que hemos listado en la parte superior para que puedas sorprender a tu audiencia porque seguro que aún hay bastantes que no han visto algo similar.

¿Cómo se graban vídeos 360 grados?

Son grabados con esta cámara que tienen 2 o más lentes. Estas están posicionados en posiciones opuestas para que puedan grabar en un ángulo muy amplio. Entonces lo que pasa es que las imágenes se sobreponen y se juntan automáticamente con el software interno para crear un único vídeo 360 grados.

Es cierto que la tecnología ha existido desde hace unos años, pero no había sido usada para el mercado de consumidores debido a dos razones principales. Primero eran más caras de lo que son ahora muchas, por esto no estaban al alcance de muchas personas. Segundo tenemos la separación de archivos una vez se había grabado algo, porque se tenían que poner juntas en post-producción, por lo que había bastante más trabajo.

Debido al rápido avance en la tecnología de estos vídeos, el precio cámara 360 grados va bajando rápidamente, además de que internamente son capaces de poner las grabaciones juntas sin que salgan archivos separados, eliminando la necesidad de hacerlo manualmente. Sólo hay que pulsar el botón y grabamos un vídeo 360 grados sin ninguna necesidad de editar. Esto quiere decir que estas cámaras serán cada vez más y más populares.

¿Cómo mirar vídeos en este formato?

Ya te hemos puesto varios vídeos durante esta guía, así que si has hecho clic seguro que ya lo has podido experimentar de un modo, pero hay algunas más. Hay múltiples formas de disfrutar de las grabaciones de 360 grados. Es método más simple y más a mano para la mayoría de audiencia es a través del navegador y smartphones, pero también con las gafas de realidad virtual y otros. Vamos a verlo un poco más al detalle.

Cuando estés probando tu archivo final antes de subirlo a YouTube, hay algunos consejos de visualización que están bien que tengas en cuenta, y que es probable que quieras decir a la audiencia para que saquen lo mejor de esta experiencia. Esta característica es soportada tanto por Android como por Chrome.

Ordenador (YouTube, Facebook, etc.)

YouTube no fue la única página que soportó el vídeo 360 grados, ya que al cabo de unos meses después Facebook se apuntó a la fiesta. Por lo que hoy en día puedes ver estos contenido audiovisuales en el navegador. Puedes moverte por el vídeo de dos maneras diferentes.

  1. Con el ratón. Simplemente haciendo clics e irte girando.
  2. Con el teclado. Usando las teclas WASD.

Como puedes suponer, hacerlo en la pantalla del ordenador, no es algo que te de la mejor experiencia para sacar todo el partido de un vídeo de similares características. Por lo que acostumbramos a recomendar otros métodos que pasamos a explicar a continuación, que harán que vivas mucho más estas grabaciones.

Dispositivos móviles

Al principio miré con lupa que una cámara que graba 360 grados también soportara los vídeos por Android. Honestamente no pude encontrar los botones para mirarlo bien. Pero entonces algo pasó, y es que la imagen se movió con mi smartphone. Cuando usas tu móvil, es como si estuvieras en el vídeo y conforme lo mueves, también lo hace el punto de vista. La verdad es que creemos que el vídeo 360 grados es una genialidad si se combina con esas gafas de realidad virtual que se están poniendo tanto de moda que ahora pasamos a comentar.

Google Cardboard y gafas de realidad virtual

Como comentábamos en el punto anterior, el sensor automático que tienen los móviles detectan el movimiento por lo que simplemente puedes girarlo en cualquier dirección.

Para experimentar la realidad virtual de forma económica puedes comprar productos como Google Cardboard que cuestan menos de 20€. Este cartón con forma de gafas vuelven tu smartphone en un dispositivo de realidad virtual por casi nada de precio como puedes ver. De este modo te las pones con el móvil en los ojos, sin necesidad de sujetarlas y puedes visualizar vídeos 360 grados en primera persona. Otras que son más caras y que no están directamente sujetas al teléfono, son gafas de RV como Oculus Rift o HTC Vive, que ya cuentan como dispositivos a parte.

El futuro de las 360

Gracias a la reciente subida en interés de la realidad virtual, estamos siendo testigos de una intensa fascinación no solo entre la audiencia y creadores de contenido, también entre las empresas que crean tanto cámaras 360 grados como auriculares y gafas para disfrutar de los entornos que estos aparatos nos proporcionan.

Hace aproximadamente un año, Pentax presentó la Theta de la que ya hemos hablado más arriba. Hace relativamente poco, fue el turno de Nikon con su Keymission 360. Por lo tanto, no es sorprendente que GoPro, el líder en cámaras de acción del mercado, presente una cámara 360 grados a finales de años.

Algunos usuarios ni se plantearán comprar estos cachivaches por el precio y el poco uso que les darían, pero para aquellos más avanzados o que quieren explorar el mundo de la periférica, hay que pensar que estas cámaras en nada podrán grabar en 4K y podrás disfrutarlos al máximo usando por ejemplo Google Cardboard u otro tipo de gafas. Además en un par de años seguro que los precios bajan lo suyo.

Como ejemplo tenemos por ejemplo la Odyssey de GoPro, que cuesta unos 15.000€ y está exclusivamente diseñada para profesionales de Hollywood y ESPN. Pero la empresa también planea ponerse en el mercado del usuario de a pie. ¿A qué precio? Esto es algo que aún no está claro. Pero desde ese dispositivo con seis GoPro integradas, seguramente podría costar unos 2.000€ sin problemas. Sería algo bastante caro, pero aún así se podría llegar a la mayoría de motivados del sector. Al menos es lo que GoPro espera con una cámara 360 grados de estas características.